lunes, 21 de noviembre de 2016

Elefantes de papel. Segunda parte.

 
La conocida historia del elefante Babar y “Cinco minutos de paz” de Jill Murphy son dos historias cotidianas con elefantes humanizados. Cada una con un estilo narrativo diferenciado y también diferentes en las ilustraciones aunque los dos han optado por vestir a los elefantes y hacerlos caminar derechos. 

“Historia de Babar el pequeño elefante” Jean de Brunhoff.

Es una historia de sobra conocida que se sigue publicando, lo ha hecho últimamente Blakie Books y Nandibú, que es el ejemplar que tenemos, de gran formato, como sus primeras publicaciones.

Leer a Babar no deja indiferente, el texto comienza con una muerte y no es la única que hay a lo largo de la narración, Babar llega a la ciudad y quiere vestir como un humano, una mujer lo acoge en su casa y le da todo lo que quiere, sus primos van a buscarlo y se acaba casando con su prima. Un libro, muchos acontecimientos. No sé si alguien se atrevería a escribir algo así hoy en día, la historia del pequeño elefante fue de los primeros álbumes ilustrados, Sendak lo tenía como referente aunque en un principio le resultó un personaje demasiado razonable, y no es raro porque Babar puede resultar a veces demasiado “correcto”, lo que  valoró siempre el autor de “Donde viven los monstruos” son las preciosas ilustraciones, resultan sorprendentes y llenas de detalles que completan el texto, Sendak afirmó que Babar era una obra de arte. 


Babar tiene ese tono cariñoso de mamá que cuenta un cuento a sus hijos, y esa trepidante narración que asombra y gusta a los niños, de hecho nació así, son las historias que contaba la mujer de Jean Brunhoff a sus hijos. Con un tono sencillo, directo y activo. No está de más rescatar estos primeros álbums ilustrados repletos de cotidianeidad, una forma diferente de ver la narración y la imagen, con esos colores y líneas que representan otra época y tienen un toque vintage que gusta, y ha servido de referencia para otros autores.

 
Lo único que no me gusta, y esto es cosa mía, es la excesiva humanización y el hecho de que un animal inteligente que ha visto la crueldad del ser humano quiera parecerse tanto a él, vestir como los humanos, vivir como ellos, dejando de lado esa parte más natural y animal que quizá tengamos que aprender los humanos de los animales.


 “Cinco minutos de paz” de Jill Murphy 

Esta es otra historia de una familia de elefantes humanizados, ¿por qué el autor ha elegido estos animales para esta historia? Quizá por su comicidad. 


Es un texto sencillo y directo que cuenta una escena típica de un hogar con niños pequeños. También es un texto antiguo, coincidiendo con su 30º aniversario KALANDRAKA recupera este álbum, de título tan explícito y temática tan real. Resulta una apuesta arriesgada contar una historia en la que la madre necesita cinco minutos de descanso de sus hijos que no paran de reclamar su atención. 

 
“Los niños estaban desayunando y aquello no era un espectáculo agradable”, así comienza esta breve escena cotidiana que narra con humor, naturalidad y cercanía una situación familiar. Es una idea original pese a la sencillez del texto, el autor pensó relatar a modo de escena cinematográfica un pequeño corte en la mañana de una familia. Resulta curiosos leer este cuento con los niños y ver de qué manera se ven reflejados en una historia que narra sus inquietudes, necesidades y comportamiento espontáneo y natural. 

Las ilustraciones son coloridas, llenas de detalles y minuciosas en la representación de los estados de ánimo de los protagonistas, cosa que complementa el significado del texto y le da mayor información y capacidad de empalizar con la familia de elefantes. 




 Quizá ahora la forma de contar historia humanas con animales como protagonistas haya evolucionado, no sé, será cuestión de seguir investigando, ¿qué pensáis vosotros?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.