jueves, 9 de abril de 2015

La Cafebrería: una librería diferente en Cali



Hace unas semanas estuvimos en una librería preciosa. Viajamos hasta Cali, una de las grandes ciudades de Colombia, fuimos a una super fiesta nupcial, pero también tuvimos tiempo de buscar rincones llenos de magia y libros, como La Cafebrería.
 
LaCafebrería es una librería diferente, y os diré por qué: está dentro de la biblioteca del Centenario, así que viven un montón de libros juntos, todo dentro de una arquitectura especial, la librería está abierta a la calle, como si fuera un gran balcón lleno libros, allí pueden construir así porque en Cali hace calor todo el año. Justo enfrente pasa un río que se llama como la ciudad, junto al río vive el gato de Tejada y sus gatas. En La Cafebrería tienen un montón de libros de editoriales independientes para todas la edades, y te puedes tomar un batido de coco buenísimo mientras ojeas un álbum ilustrado. La Cafebrería es un espacio cultural, de reflexión, donde la gente que trabaja es dulce y tiene un compromiso real con los libros y la labor de las bibliotecas. 




Allí hablamos con Aída, la librera, que fue muy amable con nosotros. Pretenden que sea un espacio diferente en la ciudad, con una oferta de libros nacional e internacional, y lo consiguen, tienen ejemplares de algunas de las mejores editoriales españolas junto con la oferta nacional, donde destacan interesantes editoriales como Tragaluz, La Silueta y Laguna libros. Como no podía ser de otra manera me llevé unos ejemplares preciosos que ya comentaré pronto por aquí.



La Cafebrería es un espacio donde la ilustración, las historias vivas y el olor a café se funden en un lugar encantador, volvería a Cali solo para sentarme allí, a degustar y leer con ese calorcito caleño.


viernes, 13 de marzo de 2015

Cuentos para dar y tomar



Hace ya tiempo que tenía que contar lo de este libro, sobre todo por lo que puede ayudar a muchos niños a disfrutar de la lectura. “Cuentos para dar y tomar” es un libro colectivo con seis relatos cortos, sus autores, el ilustrador y la editorial han cedido sus beneficios al proyecto Sáhara Bubisher.

Para el pueblo del Sháhara el “bubisher” es un pequeño pájaro del desierto, cuya llegada anuncia las buenas noticias, por eso Bubisher es el nombre de la red de bibliotecas y bibliobuses que están en marcha desde 2008. El proyecto se dirige a la población de los campamentos de refugiados, y no solo les llevan libros, también ilusión, amistad, esperanza, diversión, justicia, juego, libertad…

Gonzalo Moure lo describe así, tan profundo y tan cierto: “el Bubisher es el pájaro de la buena suerte en el Sáhara, y qué mejor suerte que tener libros para abrir puertas. Porque leer nos es un obligación, es un derecho. Y, para los del Bubisher, ese derecho, el de la cultura, es el primero. Porque sin cultura no hay libertad”.

Los textos de Ana Tortosa, Arancha Arnau, Gonzalo Moure, Mar Benegas, Mar Pavón y Paula Merlán han ayudado a hacer posible el proyecto de la editorial Unaria. Relatos sobre amor, sobre la vejez, sobre la amistad, sobre la empatía, sobre la libertad, sobre todo lo que quieras interpretar, contados con cariño y humor. Las letras están muy bien acompañadas de las ilustraciones de Guridi que sirven para separar cada relato y dar un toque de color, un punto cálido y perspicaz. 

Es un libro solidario, lanzado con amor, que no puede pasar desapercibido. 


Un honor participar en este proyecto.

martes, 24 de febrero de 2015

Antes Después



Antes Después
Anne-Margot Ramstein
Matthias Aregui
SM


Por suerte tengo en mi biblioteca este maravilloso libro desde hace unos meses, buscando tiempo y momento para publicar un comentario sobre el libro, la semana pasada me enteré de que “Antes Después” ha ganado el premio Bologna Ragazzi 2015 en la categoría de no ficción.

El título y su portada da pistas de qué trata el libro, pero el interior es un mundo de situaciones de lo más variado que sorprenden más allá de la típica pregunta ¿qué fue antes el huevo o la gallina? Porque “Antes Después” es una gran reflexión sobre el significado del tiempo.

 
 
Un álbum sin palabras. Un libro para jugar con las imágenes y las páginas, que tiene una secuencia lógica que comienza con el amanecer y se cierra con la puesta de sol, pero que se puede abrir aleatoriamente y nunca pierde el sentido.

Con “Antes Después” es muy fácil imaginar, es útil para contar historias, para incentivar la comunicación y el juego imaginativo.



 ¡Qué superlibro!



domingo, 11 de enero de 2015

Aniversario




Ayer El elefante lector cumplió cuatro años. Por el camino hemos tenido ratos buenos, muy buenos y algunos ratitos regulares, los menos. Lo importante es que de todos hemos aprendido algo.


Me gusta agradecer cada año el apoyo que recibo de personas que me escriben, me felicitan, responden a las preguntas de las entrevistas, me mandan sus trabajos y visitan el blog.


Con el elefante soy feliz, porque me río, lloro, he conocido a gente maravillosa, tengo la oportunidad de leer libros apasionantes y disfruto de la LIJ.


Hace cuatro años decidí abrir un blog, y creo que es de las mejores ideas que he tenido en mi vida, ahora, en 2015 he decidido que el blog tiene que evolucionar y para eso, el elefante va a tener un bebé FANZINE. Estamos preparándolo todo, plantando ideas, haciendo torres de papel…Necesitamos tiempo para hacerlo todo bien y con muuucho amor.




PRÓXIMAMENTE…


viernes, 19 de diciembre de 2014

Un fanzine por navidad

 
Estas navidades pon un fanzine en la lista de regalos, una persona creativa te lo agradecerá.

Ya he hablado de los fanzines en otras ocasiones, el elefante lector defiende la expansión de estas revistas alternativas entre los niños y niñas, porque son divertidas, hechas a mano y con amor. Una alternativa al libro tradicional, una forma de decir que las cosas más artesanales molan, y que con poco se puede hacer mucho, creatividad y libertad, sobre todo. 
 
¿Qué fanzines regalo por navidad? Aquí os dejo unas sugerencias:

 
-Master pis de María Ramos. Cero Eficacia Ediciones.



Una amalgama de seres divertidos, con formas raras y colores llamativos, seres que hacen lo que hacemos todos, entre otras cosas pipi. Imaginación y libertad. 



 

-Spot the eight differences de Misako Mimoso.



Un fanzine tributo a los típicos pasatiempos de los periódicos, pero combinados con muñecos, escenarios y situaciones que la autora define como “frikis”. Un fanzine hecho en casita, un total de ocho juegos diferentes que os mantendrán entretenidos durante un buen rato.





 
-Time to make a monster de Liam Barrett. Nobrow.



Pequeño libro de actividades y cuentos. ¿Qué nos espera en este fanzine? Pintar, unir puntos, laberintos, también aprender a ilustrar poco a poco tu propia historia. Diversión y creatividad. 




 
-Chica y Monstruo, en la llegada del invierno de Mireia Pérez. Ultrarradio



Páginas con ilustraciones que puedes ordenar para construir la historia como quieras. Un juego para observar e imaginar, con dibujos sugerentes y preciosos. Construcción, narración y emoción. 








Una novedad salida del estudio Crispis. Un fanzine con historias, recetas, actividades y juegos. Dividido en tres bloques: una unidad didáctica, un recetario y un último de actividades. Además incluye una bolsa con semillas para que comiences tu huerto. Todo perfectamente ilustrado y maquetado, una cosa bonita y que huele que alimenta. 





 




Destacamos este loco y divertido fanzine. ¿Es un puzzle?, ¿es un juego? Es una pequeña obra de arte para jugar. No dejéis de visitar su web y su tienda, tiene otros fanzines disponibles con los que poder disfrutar. 








Un fanzine interactivo para jugar con los artistas, para pequeños pintores, hecho por una ilustradora con mucha personalidad. Una forma divertida de adentrarse en las obras de algunos reconocidos pintores. En la webde Paiorfa podéis ver el resto de fanzines, merece la pena. 


¡Feliz fanzinenavidad! 



*Muchos de estos fanzines se pueden encontrar en la web de la librería Fatbottom




miércoles, 19 de noviembre de 2014

Poemas, nidos, pájaros y unas obras de arte

No sé hasta qué punto la poesía y la escuela caminan juntas. Diría que normalamente van por caminos separados. Hay animadores a la lectura, como Mar Benegas, que día a día reparten sus experiencias poéticas en colegios, bibliotecas y librerías, y así expande este campo, tan poco tratado dentro de la LIJ.

Hay libros de poesía que son deliciosos, dos de ellos: 



 
"La cadena de oro" por Batia Kolton, Nira Harel. En la web de la editorial podemos leer que la obra reúne los cuarenta mejores poemas hebreos para niños, los más populares y los de más calidad literaria. Hay poemas líricos y narrativos. Pero lo más llamativo de esta magnífica recopilación es que muestra la grandeza de los poetas que lo escribieron y las diferencias entre ellos, el cambio experimentado por la poesía hebrea en los últimos años, además de contextualizar las circunstancias en que fueron escritos.


"Claro de luna" de Qingyun Huang, ilustraciones de Peilong Liang. Faktoría K de libros. Que comentamos en el blog hace un tiempo, aquí. 

Observando estos dos libros, encontré dos preciosos poemas que conectan, que coinciden y dicen que la tradición china y la hebrea, la tradición en general, puede nacer de un mismo punto común, con unos intereses humanos y naturales. 

 El nido de pájaros dentro de "Claro de luna"
 
¡Hermanos, hermanos!
¡Subamos al árbol!
¡Vamos a asaltar el nido de pájaros!
¿Qué hay dentro del nido?
Hay tres huevos;
ellos también son hermanos.
La primavera está en todas partes.
El nido de pájaros,
dulce hogar.
¡Dejemos el nido en paz!
En la primavera
hay muchas diversiones más.
Pronto saldrán los pájaros de su cascarón
y colmarán todo el árbol con su canción.


 Nido de pájaro de Jaim Najman Bialik dentro de "La cadena de Oro"

El nido de un pájaro
entre árboles.
Y en el nido
tres huevos.

Y en cada huevo
-¡Silencio! No sea que lo despiertes!-
duerme
un minúsculo polluelo.

La vida, el nacimiento, la familia, el juego, la soledad... todo en estos poemas, todo en los poemas. Por eso y por muchas cosas más Mar Benegas dice “se nos olvida que fuimos verso y ritmo”.

Nidos de pájaros en el taller de poemas de plastilina
 

El nido de pájaros
¡Hermanos, hermanos!
¡Subamos al árbol!
¡Vamos a asaltar el nido de pájaros!
¿Qué hay dentro del nido?
Hay tres huevos;
ellos también son hermanos.
La primavera está en todas partes.
El nido de pájaros,
dulce hogar.
¡Dejemos el nido en paz!
En la primavera
hay muchas diversiones más.
Pronto saldrán los pájaros de su cascarón
y colmarán todo el árbol con su canción. - See more at: http://www.canallector.com/12973/Claro_de_Luna#sthash.wxrVw6xb.dpuf

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Un taller de cómic

 
A los niños les gustan los cómics porque son listos. Son un despliegue de imagen y palabra maravilloso, y cuentan con una forma de narrar interesantísima. No puedo dejar de sorprenderme cuando hago talleres de cómic con ellos. 

El último fue genial porque había niños y niñas de edades diferentes, la diversidad siempre es positiva. Estaba preparada con mi colección de diversos cómics para sorprender a todas las edades. 
Siempre llevo conmigo la colección “En el parque” de Olalla Hernández y los ilustradores Ricardo Blanco, Livia Cives, Diego Martín Fernández, Miguel B. Núñez, Cristina Pérez Navarro y Josune Urrutia Asua. Este cómic lo disfrutaron las dos niñas de 12 años que vinieron al taller, supieron ver toda la ironía, misterio y encanto de estas historias. Pero por sorpresa, también les gustó mucho el cómic de Anouk Ricard “Ana y Froga”, los dibujos son muy frescos y coloridos y las historias son gamberras y graciosas. Lo de la sorpresa es cosa mía, por qué tenía que pensar que no iban a gustar esas historias a niñas de doce años, si yo también las disfruto mucho. 


"En el parque"
 
"Ana y Froga"

Los otros dos cómics que seleccioné fueron “Chupetes deluna” de José Urriola y Javier Velasco y “¡No te comas los cormos!” de Miguel B. Núñez. Tendrías que haber visto a un pequeño niño de cinco años concentrado delante de los chupetes de luna, flipando solo con la historia y realizando después una interpretación libre de la narración secuencial, me encanta ver esas cosas. Los cormos creo que despertaron en los dos chicos de nueve años ganas de representar algún tipo de ser vivo con poderes y ambición. Unos resultados dignos de fanzine, que por cierto también llevé, porque me encantan. 


"Chupetes de luna"
Como conclusión final, decir que los cómics no son algo que se le da a los niños que no quieren leer. Lo digo por lo que he visto en alguna web de pedagogía con los típicos consejos para que tus hijos lean (ojo, no digo que estas listas no sea útiles). A veces, estas ideas son interesantes, pero yo creo que si se trata de literatura, o de pedagogía y literatura, siempre es mejor acudir a webs como las de Ana Garralón o Círculo Hexágono, que son expertos en el asunto. Lo que me llamó la atención es una sutil forma de decir que los cómics son algo menor, al decir cosas como “mi hijo solo leía cómics y ahora le gusta leer” o que los cómics se pueden ofrecer al principio, cuando los niños tienen un poco de repelús al libro. Los cómics son una forma de expresión que requiere mucho más que un texto simple, y algo mucho más global, un niño debe leer porque disfruta.



Esto es lo que dice Ana G. Lartitegui en un artículo sobre libros mudos: “¿Realmente creemos que lo más importante de un libro es que pueda leerse? Leer es importante, pero ¿por qué? Si no somos capaces de responder esta pregunta de nada sirve que nos afanemos en hacer libros, en venderlos en recomendarlos. La lectura es la base del aprendizaje, tal y como nuestro sistema educativo está diseñado. Pero, y debido a ello, muchas veces olvidamos el origen visual de nuestros primeros pensamientos y la enorme contribución del pensamiento visual al lenguaje”. Lo dejo como reflexión. 


¡No te comas los cormos!




Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.