martes, 15 de julio de 2014

Elefante lector en el club de lectura


¿Dónde va a estar mejor un elefante lector que en un club de lectura?


Una vez al mes nos reunimos en la librería Shalakabula de Burjassot, coordina el club Nuria, la librera, hablamos del libro que hemos leído todos. Vamos, un club de lectura de toda la vida :)


Hemos leído “Chicas de campo” de Edna O’Brien, “Una madre” de Alejandro Palomas y el que elegí aportando mi granito LIJ: “La voz del árbol” de Vicente Muñoz Puelles. Me han gustado mucho todos los libros, pero vamos a hablar de literatura juvenil…




“La voz del árbol” ha ganado el premio Anaya de literatura infantil y juvenil, el premiado es Vicente Muñoz Puelles, conocido escritor valenciano. El libro trata sobre una familia que vive el campo. La protagonista es Virginia, ella nos cuenta sus vivencias infantiles con sus padres y sus hermanos, también con sus animales de compañía, todos ellos especiales. Transcurre la narración durante un verano, uno que cambió algo, y todo tiene que ver con la lectura, una casa en un árbol y la familia.


A mí me resulta una historia preciosa con una protagonista muy especial. Pero quizá, a veces, la narración se vuelve demasiado repetitiva, contando historias de animales o trozos de libros que leen, dejando así un hilo conductor carente de continuación o de historia, solo con la aparición de la misteriosa casa del árbol, se vuelve más activo. En cambio, la utilización de las palabras y el lenguaje es preciso y rico, deja frases sentencia, de esas para compartir, por lo bonitas. Habla de libros y trata a la LIJ con dignidad y mucho respeto, de hecho “La voz del árbol” es un trozo de literatura, metaliteratura, libros dentro de un libro.


A esto he de añadir que tiene un final conmovedor, y que es una historia plagada de sensibilidad y momentos. Las ilustraciones de Adolfo Serra son más que un acompañamiento al texto, aportan intensidad, color y cierto dinamismo. 

 

Algo que ha hecho muy bien el escritor es hablar con mucha pasión sobre libros, pero sobre todo sobre el libro “Orlando” de Virginia Woolf, de hecho todas las chicas del club de lectura sintieron curiosidad por leerlo. Y así es, si lees “La voz del árbol” y no has leído “Orlando”, querrás leerlo.


A las chicas del club de lectura les gustó el libro, dijeron cosas como: “se lee fácil”, “es muy bonito”, “lo de los animales es divertido”, “está muy bien lo de la lectura en voz alta para animar a la leer”, “las ilustraciones son preciosas”. Aunque también apuntaron que no lo recomendarían, “no es un libro para niños, quizá para más mayores”. Creo que la falta de acción y la excesiva divagación y reflexión sobre la literatura y el acto de leer, junto con el lenguaje a veces infantil y a veces poético, es lo que puede llevar a pensar que no es para niños o que a los niños no les gustará. Tendríamos que preguntárselo a ellos. A pesar de todo, “La voz del árbol” es una historia de libros preciosa.





viernes, 11 de julio de 2014

Lucía Manchitas

 
Annie M. G. Schmidt y Fiep Westendorp
Lata de Sal, 2014.

 ¿Por qué algunos libros antiguos funcionarán siempre?, ¿por qué es de agradecer que las editoriales reediten textos para que no se pierdan? En casos como el de “Lucía Manchitas”, las respuestas son claras, este texto sigue siendo divertido y trata a los niños con respeto. Y por supuesto, gracias Lata de Sal por publicar este clásico de la literatura infantil en España.

Los niños quieren explorar y quieren jugar y quieren ensuciarse y quieren hacer cosas todo el tiempo, ¿qué tiene eso de malo? Pues la mamá de Lucía quiere que esté limpia porque tiene visita en casa, así que la encierra en su habitación para que no se ensucie, Lucía es un espíritu libre y no puede estar más de 30 minutos sin mancharse ni meterse en líos. ¿Creéis que todo acaba limpito? Seguro que no, ¿verdad?

La historia de Annie M. G. Schmidt, es una historia de humor y de libertad. A través de una simpática niña que no para de ensuciarse, la autora nos dice que no se puede querer que las cosas sean diferentes a lo que son, que la realidad siempre te va a dar en las narices, y lo que mejor podemos hacer es aceptarla, eso sí, con humor. 


 
Las ilustraciones de Fiep Westendorp son aparentemente sencillas, en este libro hay más texto que ilustración, cosa que se complementa a la perfección dejando paso a la imaginación. Conocemos a los protagonistas dibujados sobre un fondo blanco, dejando los paisajes por confeccionar en la mente de cada lector. Los trazos, los colores, los ojos, las expresiones, todo tiene ese toque retro que personalmente me encanta.

Annie M.G. Schmidt (Países Bajos, 1911-1995) obtuvo el Premio Hans Christian Andersen en 1988. Como dato curioso diremos que la autora de “Pippi calzaslargas”, Astrid Lindgren, la definió como su alma gemela en literatura infantil. Fiep Westendorp (Países Bajos, 1916-2004) fue pionera del diseño, la publicidad y la ilustración. Trabajaron mucho juntas, formando una mítica pareja de la literatura infantil.  



 Dedicado a mi hermana, una Lucía Manchitas de verdad.

viernes, 27 de junio de 2014

Fanzines para todos: Corfú


Corfú es un pequeño fanzine con un formato muy original, es un triángulo. Lo publica Paiorfa editorial, fanzines para niños, en este caso la obra es de Abel Jiménez. 


  
Cuenta la historia de amistad entre un perro y un niño. Más que una historia son un cúmulo de anécdotas de un día en el campo, un paseo por el monte, la playa, una lectura entretenida, una siesta o una comida familiar. 

El fanzine está inspirado en la "Trilogía de Corfú" de Gerald Durrell.

¿No son esos pequeños ratos de presencia y disfrute lo que hacen la vida feliz?

El formato original, como hemos dicho, el empleo del color que también es diferente, juega con pocos colores y con trazos sencillos y simpáticos, todo esto hace de este fanzine una pequeñita joyita. 


Muchos ratos como los que se narran en Corfú se disfrutan en verano, en las cosas más sencillas y en el juego libre es donde más podemos aprender.

¡Feliz verano a todos!


viernes, 20 de junio de 2014

MI JUGUETE FAVORITO

 
María Jesús Vallejo y José Antonio Vallejo
Ofegabous, 2013


Ofegabous es una pequeña editorial de libros de artista que llevan dos hermanos residentes en Madrid. “Mi juguete favorito” fue el primer libro que editaronCurro y Maite, ellos cuentan que “el libro es ante todo un libro de artista, porque el responsable del resultado del proyecto completo es José Antonio Vallejo, un artista madrileño que lleva años exponiendo sus dibujos con los temas y motivos estéticos que se pueden ver en el libro. Hasta el texto, de su hermana María Jesús Vallejo, se escribió con la idea de enlazar las ideas de José en un cuento que tuviera como protagonista a uno de los personajes más emblemáticos del universo creativo de su hermano: Oso de Peluche”.


Del libro impacta su portada, la edición está cuidada al más mínimo detalle, tapas de tela azul, estrellas, título y una cabeza de oso asomándose, todo impreso en dorado, como los libros antiguos que tanto me sorprenden y gustan. 




“Mijuguete favorito” cuenta la historia de amistad entre un niño y su oso de peluche, un tema algo manido, algo que todos hemos escuchado alguna vez, que retrotrae a la infancia, que te hace recordar tu muñeco infantil ideal. Pese a que el tema osito de peluche humanizado, no es muy original, la manera de narrarlo sí lo es y la conjunción con las ilustraciones crea un producto difícilmente comparable, único. Además, hacía tiempo que no leía una historia sencilla, sobre un tema recurrente pero que a la vez deje esa sensación de gratitud.


Como otros, no es un libro ni para niños ni para adultos, es para todos, así lo dicen sus autores, sus editores y así lo afirmaríamos nosotros también. Un niño puede sentirse identificado con el pequeño peluche, pero un adulto puede volver a su infancia, apreciar el libro como obra artística o también pensar que reciclar juguetes es una buena idea para no comprar tan compulsivamente.


Las ilustraciones de José Antonio conforman un universo paralelo al texto, siguiendo la historia de manera peculiar. Nunca habíamos visto un oso de peluche tan antropomorfo y con tanto corazón. 


lunes, 16 de junio de 2014

Entrevista Iratxe López de Munáin

Iratxe López de Munáin es ilustradora residente en Barcelona. Trabaja en diferentes proyectos para editoriales y estudios de diseño. También imparte talleres de ilustración en diferentes centros y ciudades. Recientemente ha sido galardonada con el Premio Lazarillo en la categoría de Álbum Ilustrado, junto con Pablo Albo, con la obra titulada “La mujer más alta del mundo”.

Le gusta el té, los cuentos de Julio Cortázar, Billie Holiday y los búhos. Vamos a hablar con ella sobre su trabajo:

 ¿Por qué ilustrar?
Es difícil elegir una única razón. Supongo que porque me permite aunar dos pasiones: el dibujo y la literatura, en especial el relato y el cuento. En esta unión se abre un campo de juego en el que me siento muy cómoda; cada proyecto supone un reto, es un juego.

¿Qué es lo que más le gusta dibujar?
No hay nada en concreto que me guste dibujar más que otras cosas, aunque sí que disfruto mucho dibujando personajes, rostros, expresiones. Normalmente cuando afronto un proyecto nuevo siempre comienzo imaginándome cómo serán sus protagonistas, qué cara tendrán, cómo caminarán, y a partir de ellos empieza a desarrollarse todo lo demás.

¿Cómo era Iratxe de pequeña, qué leía?
Confieso que tenía una colección de libros disney ilustrados...todo el mundo tiene un pasado oscuro. Uno de los libros que recuerdo que me tenía sin dormir de lo enganchada que estaba fue "La historia interminable", creo que la época en la que lo leí estaba totalmente hipnotizada; me flipaba imaginarme cada escena...y secretamente estaba enamoradísima de Atreyu, claro.

Es curioso porque luego siempre me han atraído los libros donde se fusionan realidad y fantasía, aunque sea de manera muy cotidiana como en los relatos de Cortazar, Juan José Millas o Sergi Pàmies.

Petite Chose
Text: Agnès Laroche
Ed: éditions Amaterra, France

¿Cómo define su estilo?
No me interesa mucho el "estilo", me gusta más pensar en maneras de contar. La forma de ilustrar de cada uno no está tanto en lo formal, en la estética sino en cómo vas mostrándo la historia a través de unas imágenes, cómo la interpretas y qué decisiones tomas sobre qué quieres que el lector vea, qué no y de qué manera.

A fin de cuentas el estilo, igual que las personas va cambiando y evolucionando con el tiempo, la forma en la que uno cuenta las cosas es lo que nos hace diferentes.
 
Recientemente ha recibido dos premios importantes, el Premio Lazarillo y el Premio europeo Cocina de Cuentos, ¿qué supone para su actividad profesional ganar estos galardones?
¡Ha sido una sorpresa! no puedo quejarme. Que reconozcan tu trabajo es estupendo. Me han dado mucha energía y ánimos para seguir adelante. Ilustrar a veces es un trabajo de hermitaño; que alguien venga, te de una palmadita en la espalda y te diga que lo estás haciendo bien es un subidón.


“Rapuncel” y “Hansel y Gretel”, ilustrar y versionar textos clásico es  a veces toda una responsabilidad, ¿qué supone para usted?, ¿cómo afronta estos proyectos?, ¿qué vínculo establece con el texto original?
Ilustrar cuentos clásicos es un reto porque todo el mundo tiene imágenes en la cabeza de los personajes y escenarios. Muchos se han ilustrado mil y una veces pero lo interesante es ver la interpretación personal que cada autor hace de estas historias.

Son cuentos que nos hablan de miedos que existían en la época en que fueron escritos y siguen vigentes hoy; el miedo a crecer, a que tus hijos sufran, el paso de niño a adulto.
Cuando ilustré Rapuncel me centré en la relación "madre-hija". Los escenarios no dan mucha información, casi toda la atención está puesta en los dos personajes (la bruja y Rapuncel). La bruja  que se muestra en ese libro no es malvada, simplemente tiene miedo a que su hija crezca y sufra.

 En Hansel y Gretel me interesó esa especie de viaje iniciático de los niños que les hace enfrentarse a sus miedos y que les permite cambiar y crecer. El bosque y la bruja son los elementos que les permite superarse a sí mismos.
 
En su libro “El señor X” se observa claramente su trabajo con el color y su juego de significados, ¿qué valor le da usted al color?
El color es una herramienta más para contar; es como la música en una canción, te dice si va a ser una historia triste, alegre, dramática...

En El Señor X todo el libro está trabajado en grises menos el protagonista que es naranja. Los colores en este trabajo ayudan a reforzar el caracter de la ciudad a la que llega el protagonísta y de sus habitantes que contrasta con el naraja con el que está pintado él (El Señor X) que es justamente lo opuesto a estos habitantes.
 
El señor X  Iratxe López de Munáin
Ed: Narval





Su bruja de “Hansel y Gretel” es fascinante, ¿en qué se inspira a la hora de dibujar personajes tan conocidos y representados en la historia de la LIJ?
Normalmente empiezo a hacer bocetos sin preocuparme para qué son, si van a ser para un cuento clásico o para una historia que nadie ha leído antes. En el caso de la bruja quería encontrar un personaje que diera miedo pero a la vez fuera elegante, atractivo. Busqué animales que me pudieran ayudar y encontré unas imágenes de tiburones que me diron todas las pistas; sus pieles son frías, impermeables, y su rostro, con esos morros afilados y esos dientecillos... ¡me parecieron perfectos para una bruja! 


Comenzó ilustrando “Jo, me’n vaig”, un texto de El Barco de Vapor, ¿cómo ha sido el camino hasta aquí?
Ha sido lento y no siempre facil. Hay que moverse mucho, mandar muchos dossiers, ir a ferias... En cuanto al trabajo he aprendido que lo más importante de todo es disfrutar de lo que haces y sobre todo divertirte y ponerle pasión.

Talleres ilustrados es un proyecto de cursos de ilustración que imparte junto a Betania Zacarías, ¿qué aprendes en estos talleres?
Buffff.....¡muchísimo! Sobre todo lo pasamos pipa y recuperamos el lado lúdico de este trabajo, que es lo más importante. La gente que viene a nuestros talleres y que está empezando está llena de frescura y espontaneidad y eso se contagia.

El señor X  Iratxe López de Munáin
Ed: Narval

¿Qué nos puede contar de su próximo proyecto con Ediciones el Naranjo?
Es un poema para niños muy peques, el texto es una maravilla. Nunca había hecho un libro para niños tan pequeños y ha sido un reto.
 
¿Otros proyectos futuros?
Ahora mismo estoy con un libro para adultos, tenía muchísimas ganas de hacer algo más para adultos. Es un libro compuesto por varios relatos ambientados en la infancia de un escritor ruso-judío (uno de los mejores cuentistas del siglo XX) y en sus recuerdos de la vida en un gueto judío....y no puedo contar más pero el texto es de traca.
 
Por último, ¿quiere recomendar un cuento, un ilustrador o un escritor al elefante lector?
Mmmm....
Escritor: Pablo Albo
Ilustrador: Miguel Pang Ly






jueves, 12 de junio de 2014

Platero y yo cumple 100 años



Con esta ilustración de Sazume queremos felicitar a Platero y a Juan Ramón Jiménez por su centenario. 

“Platero es un burro pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Come de todo y los del pueblo dicen que tiene acero...”

¡Platero para todos, poesía para todos!

Os dejo un artículo interesante :)



jueves, 3 de abril de 2014

Poemas ilustrados: Miguel Hernández


El pasado 28 de marzo fue el aniversario de la muerte de Miguel Hernández, el poeta valiente, de la vida y del amor.




Ilustración Andrea Pizarro
 El Sol, la Rosa y el Niño

El sol, la rosa y el niño

flores de un día nacieron.

Los de cada día son

soles, flores, niños nuevos.


Mañana no seré yo:

otro será el verdadero.

Y no seré más allá

de quien quiera su recuerdo.


Flor de un día es lo más grande

al pie de lo más pequeño.

Flor de la luz del relámpago,

y flor del instante el tiempo.


Entre las flores te fuiste.

Entre las flores me quedo.




 ----------------------------------<3 <3 <3 ----------------------------


MIGUEL HERNÁNDEZ EN 48 ESTAMPAS

Pedro Villar y Pedro Villarejo
Amigos de Papel, 2013.

La editorial Amigos de Papel publicó un poemario con 48 estampas de la vida del poeta. Se trata de una recopitación de momentos de la vida Miguel Hernández escrito por Pedro Villar, con ilustraciones de Pedro Villarejo. 

Un canto a la vida desde un camino de sufrimieto. Un reflejo real de una vida valiente, con la compañía de unas estampas ilustradas con mucha fuerza y sentimiento. Un formato perfecto para acercarnos a la vida de este poeta. 





"Se nos fue Miguel Hernández
nos quedan sus poemas
que llevan la voz alada
del hombre y de sus tristezas".

Pedro Villar Sánchez. 





Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.