domingo, 22 de enero de 2012

Temas "difíciles" en los cuentos

Si alguien todavía se pregunta si a los niños se les puede hablar de sexo, de discapacidad, de enfermedades, sobre el abuso escolar o sobre la muerte, la respuesta posiblemente esté en los libros, en los álbums ilustrados que encontramos en el mercado sobre estos temas y que, antiguos o modernos, todavía hoy funcionan.

A los niños les interesa el mundo que les rodea, no viven en una burbuja que les separa de su entorno, no habitan en un mundo ideal. Por tanto, las cosas de los mayores también les afectan. Además del carácter interrogativo inherente a los niños, que hace que se pregunten constantemente ¿quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿cuál es la finalidad de la vida?, ¿por qué todo acaba? Y por qué no responderles con libros como “¡Mamá puso un huevo! o cómo se hacen los niños” de Babette Cole editado por Destino, “Juul” libro de Gregie de Maeyer y Koen Vanmechelen edición de Lóguez o “El pato y la muerte” de Wolf Erlbruch editado por Bárbara Fiore.




Ana Garralón en su blog revisa los libros que hoy están disponibles sobre educación sexual, concluyendo que actualmente son menos los títulos sobre el tema porque algunos han sido descatalogados, y que la mayoría de los libros infantiles sobre sexo están tan edulcorados que “normal que prefieran las explicaciones del tipo te trajo la cigüeña”. En el artículo realiza un interesante recorrido sobre los mejores libros para enseñar sobre sexualidad.


 Antes hemos mencionado el álbum “Juul” de Lóguez. Se suele calificar como un libro duro. Quizás sea la violencia uno de los temas más “delicados” para tratarlo en un libro para niños, pero la realidad es que los niños insultan y son insultados, pegan y también reciben, entonces por qué no hablar sobre esto en un cuento infantil.





La muerte es otro tema “difícil”, en cambio en libros como el ya mencionado “El pato y la muerte”, “Es así” de Paloma Valdivia editado por el FCE o también “El oso y el gato salvaje” de Komako Sakaï y Kazumi Yumoto editado por Corimbo, el tema es tratado de forma delicada ayudando a entender y superar el vacío que provoca la muerte de un ser querido. También es maravilloso el libro de Grassa Toro “Una casa para el abuelo” de Sins Entido.

 Cada vez hay más autores y críticos que afirman que la literatura infantil no tiene que ser puramente infantil. Y que la LIJ debe conectar al lector con la cultura y la realidad a través de la imaginación.





 “Los cuentos dejan que el niño imagine cómo puede aplicar a sí mismo lo que la historia le revela sobre la vida y la naturaleza humana” Bruno Bettelheim.

3 comentarios:

Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.