martes, 24 de enero de 2012

Entrevista Olalla Hernández

Olalla Hernández Ranz es librera y editora de libros para niños. Actualmente coordina una colección de cómics infantiles de ciencia ficción, que se llama Isla Flotante. Tiene un blog que se llama Soy Humana y que define como “un diario de lectura y creación sobre narrativas”.

 Isla Flotante

¿Qué es Isla Flotante?
Isla Flotante es una colección de cómics para niños y jóvenes centrada, sobre todo, en lo que nosotros entendemos por ciencia ficción. Mejor que cómics, te diría que hacemos narración gráfica, es decir, que a veces hacemos cómics y a veces híbridos de cómics y libros álbum; pero, en cualquiera de los casos, narramos con palabras e imágenes las historias que tienen lugar en esta pequeña estación espacial con forma de huevo, que es nuestro sello.

¿Cómo surgió la idea?

José Díaz, el editor de Thule, me pidió hace meses, al hilo del tema de mi tesina de doctorado que presentaba entonces, que dirigiera una colección de cómics para niños en su editorial; y, claro, accedí encantada.

Estudio la narración gráfica para niños desde hace algún tiempo y me parecía emocionante poder volcar las conclusiones de investigaciones, las ideas e inquietudes que me provoca este medio en la producción de libros infantiles, que de cómic en concreto, anda bastante escasa.


 ¿Qué pretende?

Isla Flotante pretende dar vida a historias interesantes; quiere entretener, divertir y abrir miras a nuevos horizontes; quieres quiere contar historias extraordinarias y experimentar con la forma en que éstas se nos cuentan.
¿Quién participa?

De momento, tenemos pensado hacer unos diez libros entre 2012 y 2013. De esas diez obras sólo una es extranjera, Buh. Una serie de cómics creados por el autor norteamericano Andy Runton, protagonizada por un búho tiernísimo y sus amigos. Buh es también el único de entre todos nuestros títulos que no está centrado en esa temática relativa a la ciencia ficción y, sin embargo, fue un flechazo: no pudimos resistirnos. Además ¿No te parecen los búhos un poco marcianos?


Las demás obras, como te digo, son de creación propia y en ellas creamos a seis manos. En estos libros están trabajando autores tanto del ámbito del cómic como del libro álbum. Se puede echar un vistazo a nuestro blog (http://islaflotante.tumblr.com/) para hacerse una idea más concreta de a quiénes nos referimos y qué están haciendo exactamente.

En la web publicamos un fanzine mensual con historias de nuestros autores favoritos. Pero, además, vamos a sacar, de cara al salón del cómic de Barcelona, una edición en papel que compila un poco la labor de esa plantilla de autores con los que ahora estamos dando forma a distintos proyectos.

Sergio Mora

Guillermo Decurgez


Los cómics infantiles

Usted afirma que el cómic es lectura, ¿por qué se piensa lo contrario? ¿Por qué hay que recordarlo?

El origen de esta creencia puede deberse a que los primeros tebeos publicados en suplementos de revistas, en forma de tiras cómicas, tenían como fin la crítica social a través de un humor satírico en la mayoría de los casos. Con el salto al libro, el tebeo ha conservado ese carácter cómico para quienes desconocen el medio; así, por un lado, la relación con lo humorístico que parece restar calidad y, por otro, el que sea un medio popular entre los chicos, hacen que quede relegado a un segundo plano dentro del panorama lector. Otro de los factores que puede haber influido en esta creencia es la escasez textual que, junto a un dibujo en muchos casos estereotipado, han generalizado opiniones que consideran una limitadísima gama de colores de todo el espectro.

¿Cuáles son los elementos básicos que componen un cómic infantil?

El cómic es un medio de expresión siempre narrativo que se sirve de la palabra y de la imagen para contar; se desarrolla tanto en el plano de la ficción como en el de la no ficción, y requiere de la imagen secuenciada en viñetas y de distintas voces narrativas (la del narrador, la de los personajes y la de la propia imagen) para lograr su fin en hoja o pantalla. Creemos, además, que su soporte, forma y contenido han tenido en cuenta el contexto sociocultural al que pertenecía y que, si bien no todo cómic se lee impreso, la posibilidad de reproducción, de accesibilidad para el lector es condición sine qua non.

Así, el cómic nos interesa porque, a través de la narración gráfica, propone al lector una experiencia a la vez literaria y artística que completa, de algún modo y por la propia naturaleza del medio, su educación estética y ficcional.

¿Qué diferencia hay entre un álbum ilustrado y un cómic?

La narración gráfica es una forma de expresión artística en sí misma que acoge diferentes medios con sus peculiaridades. El cómic, el humor gráfico, la animación, en ocasiones, o el libro álbum son algunos de ellos. Estas obras narrativas que tienen la singularidad de contar historias en imágenes pueden ser ficcionales o no serlo, pueden leerse en papel o pantalla, pueden tener como fin el humor, la crítica, la recreación o la expresión personal de una visión concreta, la del artista. Todas ellas son importantes en la formación lectora del niño del siglo XXI. 

El cómic se expresa con viñetas y diálogos, lo hace yuxtaponiendo imágenes dentro de una misma página e invita a la lectura en solitario frente a otras manifestaciones narrativas que se le asemejan.

¿Siempre ha habido cómics para niños?

No sé si siempre pero ahora creo que hay menos que nunca, al menos en España.

¿Hay diferencia entre los cómics de antes y los de ahora?

Supongo que, como en todas las disciplinas narrativas, existe una evolución o un desarrollo del medio que ha tenido lugar a lo largo del tiempo.


¿Por qué les gustan los cómics a los niños?

Porque los niños nacen sin prejuicios y se acercan a las buenas historias sin hacer distingos entre si éstas están comunicando con la imagen, la palabra, el audio o el tacto. Ellos buscan experimentar, conocer el mundo a través de la ficción o conocer la ficción a través del mundo. A nosotros eso se nos olvida y acabamos eligiendo libros de acuerdo a los valores positivos que trasmiten a nuestros niños o creando libros en base a la trasmisión de esos valores. Y eso no puede ser de ninguna de las maneras.

¿Cómo animar a la lectura desde los cómics?

Haciéndolos bien.

Como explica el autor Irlandés C. S. Lewis en su ensayo La experiencia de leer, leer requiere de la disposición del lector a entregarse a esa historia -cualquiera que ésta sea-, que sólo tiene sentido en la forma en la que se ha materializado y como finalmente será recibida, porque “el que recibe quiere detenerse en ese contenido, porque, al menos durante un tiempo, lo considera un fin en sí mismo” (Lewis, 2000:92).

Salvador Rubio y Cristina Pérez Navarro


Salvador Rubio y Cristina Pérez Navarro

Hablemos de cómics actuales para niños, ¿cuáles nos recomienda?

A mí me encantan los cómics de Mamut, creo que ese sello editorial está haciendo un muy buen trabajo. Recomiendo, sobre todo Astroratón y bombillita, La caca mágica, El rey huevo o los de Batu... ¡Ah! y Dino y Pablo; ése es una delicia. Astiberri y Sins Entido también tiene cosas muy interesantes para niños y jóvenes; y Océano reeditó el año pasado los de Pequeño vampiro de Sfar. Sfar es maravilloso.

Pero, yo recomiendo leer Isla Flotante, que salen ya el mes que viene. Recomiendo leer a Buh y nuestra particular versión del Robinson, que se llama Robinson Cruasán, de Salva Rubio y Cristina Pérez Navarro. Un mes después saldrá el cómic de Decur… ¿conoces a Decur? Él es un genio (http://decur.blogspot.com/).

Si tuviera que organizar un taller de cómic infantil ¿qué libros seleccionaría?

Elegiría los 10 primeros títulos de isla flotante. Está claro. Y haría un taller chulísimo. Ya los haremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.