martes, 15 de julio de 2014

Elefante lector en el club de lectura


¿Dónde va a estar mejor un elefante lector que en un club de lectura?


Una vez al mes nos reunimos en la librería Shalakabula de Burjassot, coordina el club Nuria, la librera, hablamos del libro que hemos leído todos. Vamos, un club de lectura de toda la vida :)


Hemos leído “Chicas de campo” de Edna O’Brien, “Una madre” de Alejandro Palomas y el que elegí aportando mi granito LIJ: “La voz del árbol” de Vicente Muñoz Puelles. Me han gustado mucho todos los libros, pero vamos a hablar de literatura juvenil…




“La voz del árbol” ha ganado el premio Anaya de literatura infantil y juvenil, el premiado es Vicente Muñoz Puelles, conocido escritor valenciano. El libro trata sobre una familia que vive el campo. La protagonista es Virginia, ella nos cuenta sus vivencias infantiles con sus padres y sus hermanos, también con sus animales de compañía, todos ellos especiales. Transcurre la narración durante un verano, uno que cambió algo, y todo tiene que ver con la lectura, una casa en un árbol y la familia.


A mí me resulta una historia preciosa con una protagonista muy especial. Pero quizá, a veces, la narración se vuelve demasiado repetitiva, contando historias de animales o trozos de libros que leen, dejando así un hilo conductor carente de continuación o de historia, solo con la aparición de la misteriosa casa del árbol, se vuelve más activo. En cambio, la utilización de las palabras y el lenguaje es preciso y rico, deja frases sentencia, de esas para compartir, por lo bonitas. Habla de libros y trata a la LIJ con dignidad y mucho respeto, de hecho “La voz del árbol” es un trozo de literatura, metaliteratura, libros dentro de un libro.


A esto he de añadir que tiene un final conmovedor, y que es una historia plagada de sensibilidad y momentos. Las ilustraciones de Adolfo Serra son más que un acompañamiento al texto, aportan intensidad, color y cierto dinamismo. 

 

Algo que ha hecho muy bien el escritor es hablar con mucha pasión sobre libros, pero sobre todo sobre el libro “Orlando” de Virginia Woolf, de hecho todas las chicas del club de lectura sintieron curiosidad por leerlo. Y así es, si lees “La voz del árbol” y no has leído “Orlando”, querrás leerlo.


A las chicas del club de lectura les gustó el libro, dijeron cosas como: “se lee fácil”, “es muy bonito”, “lo de los animales es divertido”, “está muy bien lo de la lectura en voz alta para animar a la leer”, “las ilustraciones son preciosas”. Aunque también apuntaron que no lo recomendarían, “no es un libro para niños, quizá para más mayores”. Creo que la falta de acción y la excesiva divagación y reflexión sobre la literatura y el acto de leer, junto con el lenguaje a veces infantil y a veces poético, es lo que puede llevar a pensar que no es para niños o que a los niños no les gustará. Tendríamos que preguntárselo a ellos. A pesar de todo, “La voz del árbol” es una historia de libros preciosa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.