lunes, 18 de noviembre de 2013

Entrevista Antonio J. Cuevas


 
© 2012, Fernando Fortuño Citoler
Antonio J. Cuevas nació en Lora del Río (Sevilla) poco antes de que el hombre pusiera el pie en la Luna. Estudió Ciencias de la Información en Madrid. Ha trabajado como guionista para programas y series de televisión (Audacia, A tu lado, Hospital Central, La memoria del agua…). Se atrevió a desnudar sus recuerdos de infancia en un libro de memorias (Memorias de un mindundi). También ha publicado una novela juvenil: “El caso del hada falsamente ahogada”. 

Además de impartir algunos cursos online sobre creación de personajes y escritura de novela juvenil en Atrapavientos, su última locura es una página en la que ofrece servicios de asesoramiento a escritores: www.apitike.es


¿El escritor nace o se hace?

Yo creo que la vocación nace, pero el escritor se hace. Por mucho que uno sienta pasión por la escritura, si no te plantas delante de la página tantas veces como sea necesario para terminar algo, no te podrás considerar escritor. Ni siquiera hace falta que lo que escribas sea genial, pero, en mi modesta opinión, tienes que acabar lo que comienzas de la mejor forma que sepas.


Ha publicado una novela juvenil titulada “El caso del hada falsamente ahogada”, ¿cómo la definiría?

La defino como una novela policiaca en un entorno fantástico. Es la historia de un elfo detective que tiene que investigar el asesinato de un hada. Es una obra autoconclusiva. La publiqué hace dos años y medio y justo estos días me ha llegado un correo de la editorial diciendo que la van a descatalogar, así que pronto no se podrá comprar. ¡¡Corred a las librerías físicas y online!! Ja, ja.

Actualmente estoy acabando la segunda novela con el mismo protagonista metido en un nuevo caso. Me lo paso tan bien escribiendo estas historias, que espero que los lectores lo noten al sumergirse en ellas.


¿Cómo definiría una novela juvenil?, ¿qué cree que hay detrás de la etiqueta?

Escribí una extensa entrada en uno de mis blogs intentando responder a esta pregunta. Podéis visitarla en http://apitike.wordpress.com/2012/11/27/que-es-una-novela-juvenil/.

Resumiendo, creo que una novela juvenil responde a esa etiqueta si detrás de ella hay algunos códigos que responden a los códigos del público al que se supone que va dirigida: credulidad, interés por el despertar sexual, sentimiento de incomprensión, sentimiento de pertenencia a un grupo, deseo de aventura…


Es profesor de varios cursos online en Atrapavientos, ¿qué cree que tiene que tener una buena novela juvenil?

En este sentido no diferencia entre novela juvenil o no. Cualquier novela, para ser buena según mi criterio, tiene que aportar algo novedoso, tiene que encontrar su propia voz entre miles de novelas, tiene que contar con personajes que se recuerden y con una historia que nos sorprenda sin trucos sacados de la manga. Y, por supuesto, tiene que estar bien escrita.


Tiene una empresa que ofrece servicios a escritores y editoriales, ¿qué nos puede contar del proyecto?

Precisamente tras impartir un curso en Atrapavientos, alguno de los alumnos me enviaron escritos para que opinara sobre ellos. Los leí y envié mis impresiones y consejos, y me di cuenta de que aquello no se me daba mal, je je. Después pensé que no estaría mal utilizar este aspecto de manera profesional, así que creé la página www.apitike.es (o www.apitike.com, tanto monta, monta tanto).  


En Apitiké, ofrezco servicio a tres niveles:

1.    Corrección de manuscritos. Tanto informes de lectura, consejos de contenido, como corrección de estilo y ortotipográfica. De hecho, actualmente me estoy formando como corrector profesional.

2.    Creación de textos por encargo. Todo tipo de textos, pero especialmente textos para regalar en días especiales, a alguien querido o para utilizar en momentos importantes.

3.    Cursos de escritura. Ya que tengo varios cursos preparados, los ofrezco para poder impartirlos de manera presencial donde se requiera: centros culturales, centros educativos, ayuntamientos…

De momento es un proyecto personal sin mucha repercusión, pero la idea es que se vaya conociendo y puede incluso ir ampliando los colaboradores y poder formar un gran equipo.


¿Por qué nos resulta tan difícil corregir algo que hemos escrito nosotros mismos?

Es una mezcla entre orgullo y distanciamiento. Orgullo porque nos cuesta mucho descartar algo que está mal ya que nos gusta creer que todo lo que hemos escrito es válido. Y de distanciamiento porque la mayoría de las veces no somos capaces de ver un problema que nosotros mismos hemos creado, no somos capaces de leer con los ojos de otro.


Si su hija le dijera que quiere ser escritora de mayor, ¿qué consejo le daría?

Que deje la bebida, ja ja. En serio, no sé muy bien qué le diría. Supongo que le aconsejaría que leyera mucho, que se formara bien y que escribiera y escribiera y escribiera, porque solo escribiendo se es escritor.


Cuando ninguna editorial responde, ¿cree que la auto publicación es una buena opción?

El problema con la autoedición es que al no haber un control de calidad, todo vale. Pero creo que si un escritor confía en su obra y las puertas de las editoriales no se le consiguen abrir, ¿por qué no darla a conocer por otros medios? Los lectores van a ser igual de implacables con un libro auto editado que con uno publicado por una editorial. Son los lectores los que van a decidir si les gusta o no.

Eso sí, yo creo que antes de auto publicar un libro hay que hacer una gran labor de revisión y corrección, hay que ser muy estrictos con nosotros mismos para poder ofrecer el mejor producto posible.


¿Qué leía de pequeño?

Según recuerdo, empecé a leer con los tebeos de Mortadelo, Rompetechos, Zipi y Zape, Pepe Gotera y Otilio… A partir de ahí, me gustaba leer todo lo que cayera en mis manos. En aquellos tiempos (nací en el 69), no había tanta atención a la literatura infantil y juvenil, pero recuerdo con mucho cariño aquellas adaptaciones de los clásicos de Bruguera, las historias de los Tres Detectives, presentadas por Alfred Hitchcock (lo siento, yo era más de los tres detectives que de Los Cinco), los cómics de Tintín, de Asterix, de Spiderman, de La Masa, las novelas de Agatha Christie, los relatos de William Irish, la colección del Círculo del Crimen… Ya desde pequeño no me imaginaba un mundo sin libros.


¿Nos recomienda un escritor y un libro que le gusten especialmente?

Esta es una de esas preguntas que nunca sé responder, pero voy a intentarlo. Recuerdo que un libro que me atrapó como hacía tiempo que no lo hacía alguno fue Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, mi primer contacto con Murakami. Y aunque esté feo recomendar un autor de best-sellers, a mí Murakami siempre me atrapa. Todas sus novelas son prácticamente iguales, pero tal vez por eso siempre consigue que me meta en sus mundos oníricos guiados por una presencia femenina misteriosa y peligrosa y grandes dosis de inocencia. Hay algo en esa mezcla que conecta muy bien conmigo (y creo que con cientos de miles de lectores, claro).

Y en el terreno patrio, Javier Negrete es un autor muy recomendable. Sus novelas históricas tienen grandes dosis de épica y aventura, y sus novelas fantásticas recrean mundos que merecen la pena visitarse. Obviamente, no puedo dejar de recomendar la Saga de Tramórea.  


1 comentario:

  1. Muy interesante la entrevista, me parece muy sensato lo que dice: leer mucho, autocrítica, ser exigente con uno mismo aunque sea aautopublicación... Besos! ;-)

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.