miércoles, 14 de diciembre de 2011

ENTREVISTA IBAN BARRENETXEA

Hablamos con Iban Barrenetxea, ilustrador nacido en Elgoibar en 1973. Acaba de recibir dos premios por “Bombástica naturalis” (A buen paso, 2010), placa de honor en la Bienal de ilustración de Bratislava y el premio de ilustración en los Premios Euskadi de Literatura 2011 que concede el Gobierno vasco, donde “El cazador y la ballena” (OQO editora, 2010) también ha quedado finalista. Lo que más le gusta es la ilustración y la literatura, así que se declara un tío con suerte por tener esta profesión que conjuga ambas cosas. Algunas de sus ilustraciones son expuestas en Sàrmede, Italia, en la 28ªedición de la exposición “Le immagini della fantasia”. 

 
¿Cómo se dio cuenta de que lo suyo era la ilustración?
La mejor forma que he encontrado para tratar de explicarlo es que lo único que hice fue dejar de hacer cosas que me hacían mucho menos feliz. El resto ha sucedido de forma muy natural. Creo que lo único constante que ha habido a lo largo de mi vida ha sido que me gustaban los libros y que me gustaba dibujar, pero jamás había imaginado que esto pudiera convertirse en mi profesión.

 Ha recibido dos premios en muy poco tiempo, ¿qué siente cuando le reconocen su trabajo?
Una especie de “reafirmación”, lo mismo que cuando un perfecto desconocido te dice que lo que haces le ha provocado alguna impresión especial. Es la sensación de que no sólo estás haciendo lo que quieres, sino que además lo que haces puede llegar a tocar a otras personas. Y eso es maravilloso. Además, la parte económica de un premio supone la posibilidad de alquilar tiempo extra para seguir esforzándome en crear libros que  justifiquen todo este apoyo que estoy recibiendo.

 
¿En que medida le influyen en sus textos e ilustraciones sus gustos por la literatura clásica de Shakespeare, Virginia Woolf o Jane Austen?
Estos y tantos otros... en todo,  y no sólo en mi trabajo, pero también es algo difícil de explicar. Creo que la raíz de lo que hago está en la literatura. Lo mío con Inglaterra fue un flechazo total, me encanta su literatura desde un punto estético, su sentido del humor que no está ausente ni siquiera en los libros más “serios”, el ritmo de su idioma, etc... En realidad siempre he vivido rodeado de libros y será difícil que llegado el día la Parca me pille muy lejos de alguno; dijo Iban justo antes de morir aplastado por varias estanterías de Ikea sobrecargadas de clásicos de literatura inglesa.

 Pertenece a Pencil, Agencia de ilustradores, ¿cómo cree que ayudan las agencias a dar a conocer el trabajo de un ilustrador que comienza?
En mi caso el papel de Pencil ha sido fundamental y no sólo por algo tan importante como su labor a la hora de promocionar mi trabajo y establecer vínculos con las editoriales. Lo más importante es que su trabajo me permite dedicarme íntegramente a lo que realmente quiero: a ilustrar y crear libros. Y a hacerlo con la tranquilidad que me proporciona saber que los complejos aspectos prácticos que rodean a esta profesión están en manos de unas personas con una enorme experiencia, conocimiento del medio e implicación. Además, son las mismas manos en las que también han depositado su confianza muchos reconocidísimos profesionales a quienes admiro. En definitiva no puedo más que estarles agradecidos por todo lo que me están ayudando.


 En su presentación de Pencil se dice de su trabajo que “el absurdo y la casualidad forman parte de su paleta”, ¿parte de estos componentes son necesarios para crear a personajes como Dr. Bombastus Dulcimer, el protagonista de “Bombástica Naturalis”?
En realidad yo no tengo nada que ver... los personajes nacen y después las cosas suceden y son ellos quienes se comportan de forma absurda y terminan complicándose la vida sin necesidad. En fin, como en la vida misma.

 ¿Cómo es su relación con las editoriales con las que trabaja? ¿destaca el trabajo de alguna en concreto?
Siempre tendré mucho cariño a OQO, que fueron los primeros en abrirme sus puertas. Con “A buen paso” la editorial de Arianna Squilloni he realizado dos libros como autor de texto e ilustraciones, lo cual significa que es la que más ha tenido que aguantarme. Pero mi relación con todas las editoriales con las que he trabajado ha sido muy, muy buena y me he topado con personas interesantísimas con las que ha sido un placer trabajar. 

 
En la revista Babar, definen su estilo como inconfundible, minucioso y detallista, caricaturesco y decimonónico. ¿Está de acuerdo?
No sé... Sí que soy bastante maniátiquillo con los detalles... es que me resulta muy difícil definir lo que hago, y cuando los demás dicen esas cosas me pongo como un tomate y sonrío como un bobo...

“Bombástica Naturalis” encanta y mucho, es difícil responder a esto, pero ¿qué ingredientes cree que son necesarios para elaborar un libro que guste tanto?
No se me ocurre otra cosa trabajar con total sinceridad y con dedicación, creyendo en lo que uno hace. El resto lo ponen los lectores. 

 
¿Nos podría definir la Literatura Infantil y Juvenil?
Ni idea... Supongo que es cada lector quien define la edad del libro que tiene en sus manos. Y no me refiero sólo a distintos lectores de distintas edades que leen un mismo libro, sino a un mismo lector que acude al mismo libro en distintos momentos de su vida y se encuentra con... dos libros diferentes, mmmh... porque... él mismo es  el mismo pero es... diferente.  Bueno, algo así.
Un día, en uno de mis frecuentes ataques de histeria mientras trabajaba en “Bombástica Naturalis” escribí desesperado a Arianna: “¡Debo estar loco! ¡¿Estoy haciendo un libro de botánica para niños aficionados a Jane Austen!?” A lo que Arianna, que es muy lista, respondió “No, estás haciendo un libro para niños que algún día leerán a Jane Austen”, lo cual me parece la forma más maravillosa del mundo de ver lo que hacemos.

¿Qué leía de pequeño? ¿y ahora?
Me encantaban los de aventuras, los de Julio Verne, Los Tres Mosqueteros, Robinson Crusoe, Stevenson... También leía aquellos tebeos de “Joyas Literarias Ilustradas”, los de Astérix... con 12 ó 13 años me entusiasmé con Tolkien, aquella edición en un tomo que seguro que conocen todos los de mi generación. Hoy en día sigo con los clásicos, sobre todo de literatura inglesa y rusa, bastante poesía (casi siempre también de autores “clásicos”), y siempre estoy leyendo alguna biografía o algún libro de historia u otro tema que me interese. También tengo algunos “placeres culpables” literarios, pero jamás los confesaré.


¿Qué texto le gustaría ilustrar?
Muchos... Pero también he aprendido que el hecho de que me guste un autor o un texto no significa que sea capaz de ilustrarlo.

Acaba de salir otro libro suyo de A buen paso titulado “El cuento del carpintero”, pero ¿qué nuevos proyectos le esperan?
Mi próximo proyecto será comprar una estantería más resistente, por si las Parcas,... Durante los próximos meses saldrán dos libros que he ilustrado durante este año. Uno de ellos es “Otra vuelta de tuerca” de Henry James en una colección de clásicos de la editorial Teide que también cuenta con otros títulos de un montón de buenísimos ilustradores. Para este libro he tenido que ponerme serio y cambiar mi registro. James es uno de mis escritores favoritos, así que ha sido muy interesante además de aterrador por lo que eso supone para mí. Tengo varios libros más para el año que viene, ahora mismo empiezo uno para el Fondo de Cultura Económica de México, lo que significa que al fin uno de mis libros va a cruzar el Atlántico, algo me ilusiona mucho. Y en algún momento del año que viene espero tomarme un tiempo para centrarme en algunos proyectos personales.

¿Quiere recomendar un cuento, un ilustrador o un escritor al elefante lector? Por se un elefante tan majo, te recomiendo los tres en uno:
“The Twits” (“Los cretinos”), Quentin Blake, Roald Dahl.




2 comentarios:

  1. Un trabajo buenísimo.Un ilustrador muy talentoso.

    ResponderEliminar
  2. Estupenda entrevista, agradable compañía, fantástico creador!

    ResponderEliminar

Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.