lunes, 7 de febrero de 2011

Te regalo un cuento: “un libro para atesorar y regalar”




Quizá sea el cuento, uno de los mejores regalos que podemos esperar, y si es un libro titulado Te regalo un cuento, no estaremos cayendo en la redundancia, sino en una bella obra que compagina muy bien la ilustración y el texto. La palabra y la imagen se apoyan mutuamente en los libros ilustrados, aquí en este cuento asistimos a una simbiosis en la que texto y dibujos no pueden vivir aislados. El escritor y la ilustradora son ahora “esposos de libro”. Jorge Gonzalvo, escritor y editor del proyecto Laberinto de las Artes y Cecilia Varela, ilustradora argentina. El libro ha tenido tanto éxito que cuenta con más de 2.000 seguidores en su página de Facebook y tiene su propio blog, http://teregalouncuento.blogspot.com/. En este binomio fantástico el cuento se ha convertido en el protagonista, y como sus creadores se buscaron y se encontraron para poder crear este precioso libro, hemos decidido preguntarles a los dos. Espero que aprendan y disfruten de esta doble entrevista, tanto como nosotros. 

 ¿Cómo definirían Te regalo un cuento?
Jorge Gonzalvo: Te regalo un cuento es más bien una declaración de intenciones. Hay quien lo considera una carta de amor y hay quien piensa que es metaficción: un cuento que narra cómo se crea un cuento. No tiene una estructura formal de relato, ni principio, ni desarrollo, ni desenlace. Es un texto que habla de conceptos universales como la complicidad, la amistad, el cariño. Funciona bien en todas las edades. Lo cierto es que no es un cuento infantil.
Cecilia Varela: Un libro para atesorar y regalar.

¿Cómo se conocieron?
Jorge Gonzalvo: A Cecilia la conocí en un foro de ilustradores en Internet. Yo buscaba alguien para que pusiera imágenes a mis textos breves y Cecilia respondió. Enseguida me enamoré de sus ilustraciones. Fue un flechazo creativo instantáneo. Desde ese mismo instante, intercambiamos ideas, ilustraciones, textos, y enseguida tuvimos claro que haríamos juntos “Te regalo un cuento”. Cecilia, además de una técnica exquisita, aporta una visión muy especial a los textos. Ceci traslada su sentido del humor, su ironía y su finura, a todo lo que dibuja. Sus personajes caminan entre diferentes estratos: puedes encontrarte con animales personificados y, a un mismo tiempo, con seres humanos que poseen propiedades y rasgos animales. Y en cualquiera de esos planteamientos, la combinación funciona perfectamente. Sus personajes conforman un bestiario lleno de ternura pero también de crudeza.
Cecilia Varela: Lo conocí en un foro de ilustradores en internet hace unos 7 años. El buscaba ilustradores para sus textos y caí en su trampa. Allí iniciamos el camino para publicar “Te regalo un cuento”.
Me gusta que sus textos son inteligentes, poéticos, concisos, directos y al mismo tiempo sutiles, tienen ritmo, contienen humor y guiños al lector.

¿Qué aportan al texto las ilustraciones?
Jorge Gonzalvo: Cecilia dialoga perfectamente con el texto. Es capaz de elaborar un discurso narrativo propio. Yo siempre digo que se puede leer un libro ilustrado por Cecilia sin necesidad de reparar en las palabras, porque ella consigue narrar visualmente una historia. El texto crece con las imágenes de Cecilia porque consigue multiplicar y potenciar lo que el texto evoca a través de sus imágenes.
Cecilia Varela: Creo que atmósferas.


 ¿Cómo definirían la literatura infantil?
Jorge Gonzalvo: No me siento capaz de responder a algo así. Sobre todo porque la literatura infantil ha evolucionado muchísimo en la última década. Creo que estamos asistiendo a una revolución absoluta en todo lo que tiene que ver con LIJ. Yo creo que cada vez se publica más y que se están haciendo libros estupendos. Las editoriales con más años de experiencia se están reinventando y surgen además nuevos editores que lo están haciendo muy bien. El nivel de ilustración es tremendo y hay apuestas realmente muy creativas. Y lo mejor de todo, es que creo que se está apostando por lectores jóvenes pero cada vez más maduros que son capaces de decodificar textos más arriesgados.
Cecilia Varela: La literatura infantil es literatura.

¿Creen que la literatura infantil tiene la repercusión que se merece?
Jorge Gonzalvo: Sí, y rotundamente sí. Siempre se puede aspirar a mejorar pero, desde luego y en relación a la pregunta anterior, creo que tenemos más medios que nunca para promocionar la literatura en general y la infantil en particular. Existen estupendas campañas de fomento a la lectura en centros escolares y bibliotecas,  las redes sociales y las nuevas tecnologías han conseguido que el impacto y la repercusión de las publicaciones sea mayor y, además, nos permiten comunicar de una manera más directa con los editores, escritores e ilustradores. Todo está más cerca y disponemos de más información.
Cecilia Varela: Depende de cada país.  Hay varias campañas en marcha de apoyo y fomento a la lectura  aquí en latinoamerica, por parte del Estado e iniciativas privadas. Programas como las bibliotecas escolares que debemos cuidar y apoyar. Las ferias infantiles son otro espacio que hay que aprovechar cada vez más.  Formar lectores no es tarea fácil hoy en día, y dependerá del esfuerzo común que en cada país día se haga para impulsar la literatura infantil y que esta forme parte natural de las actividades y elecciones de un niño. A nivel propuestas, opciones y medios hoy en día se ha avanzado mucho: Internet a revolucionado nuestra manera de acceder a la información, pero aun hoy en día en latinoamerica este recurso debe extenderse  y ser accesible a toda la población. Los blogs han logrado que el trabajo de los ilustradores y de los escritores esté al alcance de muchísima gente y es una herramienta de promoción muy buena. Lo mismo que las redes sociales, coincido con Jorge totalmente.

¿Ha sido difícil para ustedes abrirse camino como escritor, como ilustradora en el caso de Cecilia, en la literatura para niños?
Jorge Gonzalvo: Abrirse camino en cualquier campo es difícil. Yo escribo desde que tengo uso de razón y escribo sin pensar en qué tipo de lector me encontraré al otro lado. “Te regalo un cuento” no es un texto para niños, pero ha sido editado por una magnífica editorial (Lóguez) que sí que publica y está especializada en literatura infantil. Ellos le dieron una oportunidad al texto y han demostrado que tuvieron muy buen ojo cuando pensaron que podría funcionar. Existe una tendencia general a relacionar los álbumes ilustrados con los niños, pero eso está evolucionando también. Ahora se publican libros ilustrados para adultos y son maravillosos. Me gusta la literatura infantil y soy un lector voraz de LIJ, así que espero seguir publicando relatos para niños y jóvenes, pero también para adultos.
Cecilia Varela: Todavía continúo abriéndome camino.

¿Cómo es la relación entre el escritor o ilustrador y el editor?
Jorge Gonzalvo: Yo sólo puedo decir cosas buenas de los editores con los que he trabajado o los que conozco. Con Lóguez, por ejemplo, el trato es exquisito y además consiguen que te sientas arropado como autor. Es extraordinario cuando tienes la certeza de que el libro está siendo cuidado por el editor, que lo distribuyen bien o que, simplemente, perdure el entusiasmo con el paso del tiempo. Luego cada editor tiene sus particularidades, pero yo desde luego no tengo queja alguna, todo lo contrario.
Cecilia Varela: Depende mucho de cada editor. En general es buena, hay libertad y buena comunicación. Celebro que he podido trabajar con muy buenos editores. 

¿Creen que es necesario que un cuento para niños contenga enseñanzas pedagógicas?
Jorge Gonzalvo: En mi opinión (y es muy personal) no. O no siempre. Creo que los cuentos tienen que mostrar otras cosas, pero a veces el exceso pedagógico rechina un poco. Creo que por eso estamos en una etapa muy interesante dentro de la literatura infantil y juvenil, porque se están trabajando con otros conceptos más arriesgados, más transgresores, incluso. Se tocan temas que antes no se tocaban, y además se tocan de otra manera. Es bueno que tras la lectura, el cuento deje un poso en el lector, pero a mí me gusta pensar que leer es bueno simplemente por el placer de leer, por la experiencia de la lectura, por la capacidad evocadora que tienen los libros, y ya sólo con eso, la misión está cumplida. Si es que existe tal misión.
Cecilia Varela: Creo que todos los cuentos enseñan algo, dentro de la imagen y del texto hay un mostrar-enseñar, la diferencia está en cómo y qué se enseña.

 ¿Qué cuento les gustaría que les regalaran?
Jorge Gonzalvo: Todos. Y lo digo en serio. A veces recibo libros por cortesía de editoriales o de otros autores, y puedo decir que no me cansaría nunca de recibir libros. Cada libro que se publica es fascinante en sí mismo. Si miras más allá, si conoces un poco el proceso que lleva la edición de un libro, a mí me resulta uno de los alumbramientos más felices que existen. Hay editoriales que publican auténticas joyas, y hay autores (escritores e ilustradores) que crecen con cada publicación. Por ejemplo, y lo digo bien alto para que Ceci se entere, quiero que me regalen todos los libros ilustrados por Cecilia. O cualquiera de Shaun Tan, Oliver Jeffers, Daniel Nesquens, Elena Odriozola o Elisa Arguilé.
Cecilia Varela: Me encantaría que un niño me escribiera y me dibujara un cuento. 

¿Qué libros han marcado sus infancias?
Jorge Gonzalvo: Leía por la noche, bajo las sábanas, con una linterna, a escondidas, así que me quedé miope enseguida. Leía muchos cómics, leía a Michael Ende (lloré cuando se murió el caballo de Atreyu y creo que fue la primera vez que pensé que la vida no era justa), disfrutaba con las aventuras de El pequeño Nicolás, Lucky Luke, Astérix y Obélix y Super López. El principito y Juan Salvador Gaviota son dos de mis libros fetiche. En casa leían mucho, así que por imitación, leí mucho yo también.
Cecilia Varela: Los cuentos de los hermanos Grimm. Los cuentos clásicos. Las enciclopedias de arte, arqueología, astronomía e historia, y las ilustraciones  que había en ellas, me encantaban.

¿Cómo creen que está en estos momentos el mundo de la literatura infantil en España?
Jorge Gonzalvo: En muy buena forma: tenemos buenas editoriales, buenos ilustradores y  buenos escritores. Hay propuestas innovadoras y muy creativas. Creo que el panorama es prometedor. Por decir algo negativo, da un poco de pena pensar que se publica tanto que, al final, hay libros que no salen nunca de las cajas. Pero esa es otra historia.
Cecilia Varela: Soy latinoamericana, de Argentina. España es referente en literatura infantil y en libros ilustrados para toda latinoamerica. Admiro la calidad de sus textos, lo arriesgado de sus propuestas, la variedad, la belleza y gran calidad de sus ilustraciones, el cuidado de la edición. 

¿Qué significa la escritura y la ilustración para ustedes?
Jorge Gonzalvo: La escritura representa una parte muy importante de mi vida. Escribo siempre que puedo y desde que soy un crío. Doy clases en la escuela de escritores de Zaragoza y siempre estoy tramando alguna historia. Si no leo o si no escribo me pongo de mal humor. Así que imagino que la escritura es una prolongación más de Jorge.
Cecilia Varela: Un modo de vida.

¿Qué nuevos proyectos les esperan?
Jorge Gonzalvo: Este año salen dos libros nuevos. Uno con Lóguez, ilustrado por Cecilia y otro con Bárbara Fiore, ilustrado por Elena Odriozola. Las dos publicaciones son como para estar loco de contento. Además, si todo va bien, espero que haya una especie de continuación de “Te regalo un cuento” aunque para eso, quizás tengamos que esperar un poco más. En todo caso, me encantaría publicar muchos libros ilustrados por Cecilia. Somos esposos de libro, que dice ella.
Cecilia Varela: Por el momento ilustrar otro cuento de Jorge para Lóguez.

Aquí pueden leer algunas páginas:
http://issuu.com/loguezediciones/docs/primeras_te_regalo

1 comentario:

Licencia Creative Commons
Todas las entradas de El Elefante Lector están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.